Anuario de Estudios Americanos, Vol 55, No 1 (1998)

1898, la incierta victoria de Cuba


https://doi.org/10.3989/aeamer.1998.v55.i1.370

Luis Navarro García
Universidad de Sevilla, España

Resumen


La última guerra hispano-cubana comenzó en 1895 mostrando la superioridad del ejército mambí, como lo acredita la “invasión” de las provincias occidentales de la isla por Gómez y Maceo. Sin embargo, el curso de la contienda experimentó, aunque lentamente, un giro favorable a las tropas españolas, dirigidas por el general Weyler durante los dos años siguientes, restableciéndose el dominio español en casi todo el territorio al oeste de la “trocha”. El cambio de gobierno a raíz del asesinato de Cánovas trajo como consecuencia un cambio de política —la concesión de la autonomía por Sagasta— y la sustitución de Weyler, víctima de una campaña de desprestigio en la misma España, por el general Blanco. Esto acarreó una demora en el inicio de la campaña de 1897-1898 y un cambio en el plan de operaciones, pero Blanco y su segundo Pando reanudaron la ofensiva, ahora sobre todo en Oriente y Camagüey, preparando una ya próxima victoria final. Esa victoria, sin embargo, les fue arrebatada a los generales españoles por la intervención norteamericana.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1998 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista anuarioestudiosamericanos@csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es